PANCITOS CASEROS

Esta conchuda se hace la superada. Me llama después de cinco años y me dice, con un descaro digno de documental: te extrañé. Lo  primero que le pregunto es dónde consiguió el número. Y sigue con esa insolencia: lo tenía, ¿no te acordás? No, no me acuerdo.  ¡Hija de puta! Si cuando la dejé de ver todavía no se habían inventado los celulares. Una de dos: o le corto ahora mismo, o le digo de  vernos para cagarla a trompadas. Pero no me deja meter bocado, y agrega, creyéndose misteriosa: necesito hablar con vos de un  tema importante. No entiendo, tendría que estar en un manicomio. Parece que es importante porque no me lo quiere decir por  teléfono.  En fin, quedamos para cenar.

Y yo todo el día me estoy haciendo la cabeza con lo peor. ¿Qué es lo peor? La dejé embarazada, y esta yegua no me dijo nada, y  seguro me cae con un pibe de cinco años que me dice papá, y me trae los cuadernitos del jardín para mortificarme con dibujos de una  familia sin padre. Tengo que ir preparado, con mi propia versión. Le voy a explicar bien clarito al pibe. Tiene que saber que acá la  culpable es la madre; si yo nunca me enteré. Quiero decir, nunca me dijo. ¿Capaz debí intuirlo? No, no, que no me venga con esas pelotudeces de mujer que hace yoga. No sé cómo pudo pasar. O sí, que se yo. La verdad que cogíamos todo el tiempo. Y a veces nos cuidábamos, y a veces no. Igual qué importa eso.

Así estoy todo el día. Haciendo cuentas, tratando de recordar momentos que a lo mejor nunca existieron, porque todo fue hace cinco años. Ya no me acuerdo si la deje o me dejó. No… ella me dejó. Si, entonces más a mi favor: si ella me deja ella es responsable de no haberme dicho nada. Pero todo esto cómo se lo explico a un pibe de cinco años. Pobre. Es increíble: sabemos cuándo el puñal de una mujer entra, pero nunca hasta dónde puede hundirse.

Si lo hubiese sabido en su momento, que se yo, lo asumía. Me hacía cargo. Pero a esta altura, un hijo es una complicación. Yo estoy en otra historia, bien, con convivencia de unos años, tranquilo. No puedo pensar en un hijo. No sé. Y si quiere guita. Menos. Porque si viene con el pendejo, seguro quiere guita. Yo la conozco, no va a venir porque si a decirme ¡ay sos padre disfrutá disfrutá, tenés un hijo! Seguro que sabe que ando con un buen laburo y lo que quiere es sacarme plata. Pero no, andá a saber si es mío. Yo primero me hago los análisis. Claro que al pibe no le digo nada, ya bastante se aguantó. Pero tampoco le voy a hacer un padre cariñoso de una. A ella, a solas, se lo digo sin filtro: Bueno, me mandé una cagada, está bien, lo voy a remediar, pero necesito estar seguro. Es lógico. ¿Es lógico? Si es lógico, hace cinco años que no la veo, que se yo si el pibe es mío.

Llega la noche. Yo estoy que no doy más. Nos vamos a encontrar en un lugar para cenar. Fino, lindo. Yo lo conozco de afuera, nunca entré. Ella ya me está esperando sentada a una de las mesas del fondo. Sola. Es piola, se vino sin el pibe. Entonces quiere guita. Enseguida intenta armar un teatro, por el tiempo que hace que no nos vemos. Se para como para abrazarme y besarme. No sé, me parece que me busca la boca para darme un beso, la esquivo. Al final nos sentamos. Y yo no me aguanto, y ella tampoco. Así que le digo, Andrea que pasa. Y ella, con una cara de amor que no le había visto jamás me dice: la empresa me ofrece irme a vivir a Miami. Irme del país, para siempre. Es una oportunidad única. Pero antes de aceptar quería estar segura de algo: ¿vos no te querés casar conmigo no?

Silencio total. El mozo trae unos pancitos caseros y los pone sobre la mesa, presintiendo todo.

Y ella sigue: No, porque en caso que quieras, yo no acepto el puesto y me quedo. Con vos.

Anuncios

2 comentarios en “PANCITOS CASEROS”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s