LA PESQUISA NACE

(para una mejor comprensión te recomiendo que antes o después, te leas esto)

I

Al Rengo Cerviño se lo quería cargar medio pueblo. A todos, de alguna manera, les había robado algo. Aunque siempre con justicia: a los ricos un poco más y a los pobres un poco menos. Pero en los pueblos chicos, la impunidad es una aliada del rumor, y juntos crecen sin mesura ni destino.

II

Lo cierto es que el Rengo era el blanco de una sensación colectiva de venganza alimentada en una postergación permanente y que nunca acababa por estallar.

III

Tal vez por eso, porque su palabra no tenía crédito, cerró la boca aquella noche de cine en el Club Sportivo Arroyito, cuando descubrió que la tela blanca que hacía de pantalla estaba perforada.

IV

Pero también porque secretamente tuvo la intuición de que en ese agujero quemado por la pólvora nacía una pesquisa capaz de revelar el misterioso asesinato del Dr. Nario Olfino y dar con los culpables. Y sobre eso quería el monopolio absoluto. Después de todo, la vida le daba la oportunidad de reivindicar su buen nombre.

V

Mientras todos corrían desaforados tratando de superar el desconcierto, la ambulancia del hospital entró marcha atrás y sus frenos chillaron justo al costado del cadáver. Un médico y un enfermero muy joven trabajaron rápidamente;  pusieron el cuerpo sin vida sobre la camilla y lo cargaron. Atrás subió también la flamante viuda.

VI

El Rengo vio toda la escena parado junto a la tela blanca mientras trataba de poner en orden las primeras y casi disparatadas ideas que se le venían sin freno a su cabeza. Conocía cada personaje del pueblo en profundidad. Había entrado en sus casas en la oscuridad de la noche o en la ausencia durante las vacaciones, había abierto escritorios y forzado cajas fuertes, pero también había leído papeles inconvenientes y documentos comprometidos, y sabía de fotos secretas y videos privados.

VII

El Rengo tenía al pueblo en sus manos mucho más de lo que todos creían; tal vez por eso le llevó menos de veinte minutos tener las primeras hipótesis y armar mentalmente el mapa de una investigación difícil pero apasionante y necesaria para su propio destino.

VII

En ese repaso mental de nombres, vínculos y archivos estaba cuando la voz aguda de una rubia platinada lo trajo otra vez al mundo real.

– ¡Rengo! ¡Rengo! Si no venís ya conmigo me voy sola. ¡Rengo!

VIII

El Rengo la miró y la vio con su minifalda de cuero, sus botas con tachas y su musculosa intransigente, y fue cruel. Se arrepintió tanto de haberla invitado al cine improvisado en el Club Sportivo Arroyito, tanto, tanto, tanto, que no pudo disimularlo.

– Andá vos sola Raquel, yo mañana paso por tu casa.

Anuncios

4 comentarios en “LA PESQUISA NACE”

  1. Yyyyy? Dale, que arranque la resolución! Imagino que nada de todo esto discurrirá por los límites normales de cualquier investigación tipo. Los rengo siempre fueron gente sospechosa y de cosas ocultar; evidentemente este tipo no es la excepción a la regla. Me da mala espina. Siga, siga!

  2. Un rompecabezas montado sobre una tela blanca. Una rubia platino guarda una pieza necesaria para armar el puzle. Una mano poco inocente entrevé el dibujo final. Hitchcok dirige la función. Interesante
    Salut

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s