LOS PERROS

Tengo un padre que fue hachero, un hijo viudo y un hermano militar. Mi madre murió el día de mi primera comunión y mi esposa se fue con otro antes de los cinco años de matrimonio. Casi no tengo amigos y hasta ahora los extraños siempre han sido una buena compañía.

Toda mi vida he trabajado en la oficina de tránsito de la municipalidad. Nunca me ascendieron, pero nunca me humillaron. Las responsabilidades del primer día fueron idénticas a las del último. Cuando me jubilé organizaron una fiesta homenaje porque tuve el record de años de servicio.

Ando por el pueblo en una camioneta destartalada que compré en un remate. Hace mucho ruido y parece que va a despedazarse en cualquier momento, pero tiene un lindo pasacasette en el que escucho algunas milongas mientras doy vueltas por las calles casi vacías.

Hace veinte años alquilo una casa modesta en una de las orillas. Y aunque no es de mi propiedad, eso ya ha dejado de agobiarme. Como ahora tengo más tiempo, he sacado a mi padre del asilo y lo traje a vivir conmigo. La pasamos muy bien juntos, aunque él casi no escucha.

Dice mi hijo que debería hacer un viaje. Aunque no sé muy bien a dónde. Cuando me preguntan por lugres que me gustaría conocer siempre digo el sur. Pero se me hace muy lejos y no sé si estoy preparado para un viaje tan largo.

Yo lo más que anduve fue hasta el pueblo vecino, por unos trámites. Y tampoco fueron tantas veces. Cuando la gente se amontona ya me pongo nervioso. Y si en las calles hay muchos autos, pienso que en cualquier momento me van a chocar.

Así que prefiero quedarme acá. Tranquilo en el patio de casa. Tomar mate y compartir la vida con Dorotea, que aunque está viejita, sigue siendo leal. Pienso que cuando ella se muera, será el quinto perro que entierre en el fondo del patio de esta casa que alquilo desde hace veinte años.

Anuncios

4 comentarios en “LOS PERROS”

    1. Gracias por el comentario. Me cambió completamente la perspectiva que tenía sobre este pobre hombre mediocre. Que salvajes somos a veces con nuestras creaciones… ¿será que así somos con nosotros mismos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s