TOMADA

Tengo la ilusión tomada. Pero no importa. Eso sí: esta es la última vez que me agarran ganas de cambiar el mundo. Lo prometo. Y bajo promesa, me dedico a fertilizar las plazas y jardines de la ciudad, para ver si de tanto esfuerzo edulcorado nace alguna conciencia maquillada. Porque con eso alcanza. Después que se vayan, que nos dejen, o se pongan en contra si quieren. Pero ahora, no sientan que la revolución está en sus manos, porque adquieren un look muy patético. Ahora tomen el pedacito de dignidad que les queda en el fondo de la billetera y conviden buen porvenir a los vecinos. Ahora, dejen de tenerle miedo a las calles y los jóvenes oscuros y permitan a sus pupilas dilatarse. Ahora, no se cuelguen de una ilusión amarilla que les promete llegar al sol, porque no es verano, y no necesitamos playas privadas sino arenas comunes.

Insisto, esta es la última vez. Dejo todo lo que puedo en los cuadernos y carpetas, en las paredes, en el asfalto, en los carteles que voy pegando en las avenidas. Me aferro al último resquicio de optimismo y salgo al frío helado a tomar el pulso de los que escriben con la derecha. Los paro uno a uno en la calle, les doy un cigarro, se los enciendo, y les pido por favor que cambien. Y les digo que para cambiar hay que saber.

Pero es la última vez. Pienso pasar así los próximos veinte días. Pero si después fracaso, si fracasamos todos en el último intento, no me ven más el pelo. Me hundo en las entrañas de un subterráneo, me refugio en el balcón de mi casita de Saavedra, me quedo rancio viendo pasar los taxis cargados de políticos al volante, espío los noticieros para ver cómo la gente se mata antes de morirse, riego las plantas de mi interior y que nazca lo que sea: y que se hunda la imprudencia en lo infernal, y que no haya más canciones que nos acompañen, porque después del diluvio el sonido será el silencio.

Tengo la ilusión tomada, pero no importa.

Anuncios

4 pensamientos en “TOMADA”

  1. jamás. te voy a cagar a patadas en el culo para que la ilusión se libere. para adelante, corazón, que vamos los dos para el mismo lado.
    te quiero.

  2. El fracaso es duradero y el éxito efímero para que sigamos intentándolo a pesar de todo.
    No creo que los prohombres con éxito sean nuestro espejo.
    Salut a 35º y subiendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s