REGADERAS

ESTE POST ES UN POCO MÁS LARGO QUE DE COSTUMBRE

PERO CON LA COSTUMBRE NO VAMOS A NINGUNA PARTE

DAME TIEMPO, QUE YO TE DOY BASTANTE

Todo bien, capaz que en tu agenda catastral todavía caben un montón de postergaciones y eso te da la pauta de que es posible seguir creyendo en el lifting de mercado que te venden en cuotas. Pero la juventud ya pasó. Están en otro sitio los nombres y los pecados que antes eran una especie de tregua con la muerte. Son recuerdos lentos de cosas que pasaron rápido. Son heridas oxidadas de navajas tan superficiales como cuentos de amor a los quince.

(Andrea daba besos con sabor a las Yapa. Cada tanto me compro un paquete para volver a besarla. Hago polvo cada pastilla y con mi saliva fabrico una pasta que unto sobre mis labios. Entonces, siento que Andrea está volviendo a trepar por mi boca)

Te entiendo. Lo más terrible de abandonar la juventud es todo el tiempo que lleva. Desde las primeras sospechas a las últimas certezas pasan cientos de años. Y lo más probable es que la muerte te encuentre en ese tránsito. La vida consiste en aprender a abandonar la juventud y la juventud consiste en aprender a abandonar la vida.

Mi historia personal, por ejemplo. A los treinta me empecé a dar cuenta. Tuve momentos en los que dije ya está, asumido, resuelto, otra etapa. Y después me arrepentí mucho de esos momentos: volví a los pantalones ajustados, los colores ruidosos en las remeras y peinados raros viejos y armados. En ese vaivén absurdo fui de los discos de Goyeneche y Adriana Varela a los recitales de Miranda. De las series serias de Fox a las primeras temporadas de Los Simpsons. De un verano en sunga con ron y frutillas a un invierno con mantas y whisky importado.

(Puntual: descubrí que ya no era joven en una oportunidad en la que estando con mi madre sentí por primera vez más miedo que ella. Siempre me perturbó la diferencia entre los abominables miedos de mi madre y los míos minúsculos. Y un día fue al revés. Los jóvenes y los viejos le temen a pocas cosas. Los adultos están preñados de miedos, igual que aquel viajero que se queda pierde en mitad del camino y no puede llegar pero tampoco regresar)

Lo curioso es que nunca se te va el malestar de una preocupación absurda que se manifiesta en la mediocridad de los segundos que te corren y te sacan a correr: dieta y gimnasio para estar en forma, chocolates importados antes del último adiós, mejor viajar y después tener hijos, cosas simples y cosas complejas, y sobre todo una multicolor paleta de trabajos nuevos que no pagan tanto como los que nos permiten vivir haciéndonos tantas preguntas sobre el trabajo que queremos tener y no podemos. Ah! Paleta circular de colores que se funden y terminan en el blanco.

(Ahora pienso todo el tiempo que perdí haciendo el círculo cromático, dos veces por años, cinco años en la vida. La de besos que hubiese podido dar en vez de mojar cerda en témpera de ofertas en el Hogar Obrero)

Es cierto, la edad es una cosa y la juventud es otra. Pero antes de los treinta. Después no. Un montón de neuróticos, amigos y enemigos, empleados globales de la negligencia y la imprudencia, te rompen los esquemas, te llaman por teléfono, te dejan mensajes dramáticos en el muro, juegan con tu sensibilidad tuitera y hasta vienen a tocar el timbre de tu casa para decirte que mejor domar el espíritu, tirar la toalla, llenar la pileta, cortar el césped, y morir de pie.

Regaderas de plomo para hombres de madera y mujeres de plástico: las flores se secan más rápido cuando nadie las riega.

Anuncios

Un pensamiento en “REGADERAS”

  1. muy grosso. muy visceral. me gustó. me gusta. rt y fav. y salud: brindo por los años perdidos en círculos cromáticos y resolución de ecuaciones que nunca apliqué. no tenía que haberme esforzado tanto en saber la raíz cuadrada de 69.
    abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s