PROMETER II

Quise decir que no hace falta prometer. Tal vez no encontré el mejor modo, pero es tan sencillo como eso. No hace falta mediar nada con promesas. Porque sería como reconocer que nos mentimos para no dejarnos. Lo que pudo ser ya fue, lo hicimos bien, lo perfeccionamos, y nos mantuvo a salvo. Incluso hasta podríamos decir que fuimos felices. Nos descubrimos sin arrebatos, no admiramos sin fanatismos, nos consolamos sin desesperar. Le pusimos a las cosas los nombres que nosotros necesitábamos ponerle; y les dijimos a todos los demás, a nuestros amigos, a la familia, a los compañeros de trabajo y a los desconocidos del edificio, que no había un solo lugar donde escribir nuevos nombres. Planificamos, gestionamos, ejecutamos y recordamos vacaciones que jamás habíamos soñado antes de conocernos. Practicamos la monogamia y libertad condicional, cada vez que la realidad nos fue adjudicando nuevos retos y destinos. Jamás se nos ocurrió comprar juntos ni una valija, ni una mesa, ni una cama. Cada uno trajo lo suyo, y la materialidad de lo que teníamos se fue haciendo amalgama de átomos diversos para una ficción melodramática. Dormimos, despertamos y anduvimos por la ciudad como si no la conociéramos, dando cada paso con timidez y encontrando en nuestra imposibilidad de olvidarnos el impulso para avanzar. Superamos la inconstancia del trabajo, amedrentamos el miedo a la oscuridad de la calle donde vivíamos, y nos dolió poco la bala que casi nos mata. Todo eso y jamás una promesa entre nosotros. Entonces, ¿por qué ahora? ¿por qué de pronto empezaron las promesas a necesitarnos o nosotros a necesitarlas a ellas? ¿por qué estamos tan tentados a usarlas como salvavidas musicales, fórmulas mágicas, o alcancías infinitas? ¿qué extraña y procaz paradoja nos hizo creer que detrás o dentro de una promesa bien formulada vive la clave que conjura contra el desamor? Venimos de los hechos, las promesas siempre nos han sobrado. Venimos de los hechos, y ahí es donde debemos quedarnos, un instante para siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s