NO SÉ (VERBO SALVAJE)

Retumba en la habitación el eco de este verbo salvaje, y mientras dura el sonido se agita mi desesperanza. Ya no somos dos. Y me consume la pura posibilidad de todo, y nada, a la vez; me consume.

Desde que no sé, encuentro preguntas en todas partes. Cuantos menos se sabe, más a uno lo requieren con preguntas. De las más básicas y cotidianas: ¿voy por Córdoba o Santa Fé? No sé. Pero ¿querés llegar rápido o que te salga más barato? No sé.

Hasta las más complejas y despiadadas: ¿entonces no me querés más o necesitás un tiempo? No sé. Pero ¿sentís lo mismo de antes o hay algo que ya no te pasa? No sé.

Hay un estado inferior al del no saber. Es el estado en el que ya no te importa, saber.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s